Descripción Obediencia Imprimir


LA OBEDIENCIA DE COMPETICION

La Obediencia es un deporte canino en el que se busca conseguir que el perro trabaje junto a su conductor con una perfecta compenetración y perfección a la hora de ejecutar los distintos ejercicios.

El perro deberá tener una disposición positiva, porte alegre y voluntarioso y no de forma tímida o por obligación.

Los Jueces tendrán en cuenta en su evaluación la perfección de la ejecución y velocidad de los ejercicios, teniendo en cuenta las características de las razas más lentas y menos ágiles para el trabajo.

Hay tres niveles de competición de obediencia según el Reglamento de la Real Sociedad Canina de España: Clase 1, Clase 2  y Clase 3. Para pasar de un nivel al superior, el guía con su perro deberán superar la Prueba en la que se han presentado obteniendo una calificación de Excelente con un mínimo de 256 puntos (obligatorio desde el 1 de enero de 2017).

Para participar en Clase 1, primer nivel de obediencia de competición, se debe pasar primero la Prueba de Sociabilidad de la RSCE, con la calificación de APTO.

En cada nivel perro y guía deben realizar los ejercicios que marca el Reglamento, cuya dificultad va aumentando en las clases superiores hasta alcanzar el máximo nivel que es Clase3, o también conocido por I (OCI- Obediencia Clase Internacional- FCI).

En esta disciplina pueden participar perros de todos los tamaños. Los apports y el saltímetro se adaptan a la altura del perro.

Estos son los 10 ejercicios a realizar en una Prueba de Clase 3 bajo el NUEVO Reglamento que entró en vigor el 1 de enero de 2016.

Sentarse en grupo durante 2 minutos.
Echarse en grupo durante 1 minuto con llamada.
Seguimiento en Junto sin correa.
De pie, sentado y echado durante la marcha.
Llamar el perro, posiciones "de pie" y "echado".
Orientar el perro con instrucciones, "echado" y llamada.
Cobrar con instrucciones.
Enviar a un cono con cobro y salto.
Olfatear y cobrar.
Control a distancia.