Descripción Imprimir


Las pruebas de trabajo son un auxiliar para la cría. En ellas se valoran los ejemplares de acuerdo a sus prestaciones y el estilo inherente a su raza, dándoles una calificación o una puntuación. También se ponen en juego los puntos obligatorios para la obtención del Campeonato Nacional de Trabajo (C.A.C.T.) o el Campeonato Internacional de Trabajo (C.A.C.I.T.). En sus reglamentos se definen sus objetivos concretos, que en general son el destacar a los mejores ejemplares, para conocimiento de criadores y aficionados. Se procura que los perros corran en condiciones y terrenos lo mas similares posible a la caza real.

  •           Las pruebas para perros de muestra de razas británicas se dividen en pruebas de gran búsqueda, pruebas de primavera o búsqueda de caza, pruebas de verano y pruebas de caza práctica. Las de gran búsqueda y de búsqueda de caza se corren obligatoriamente sobre perdiz y el trabajo se valora hasta el momento del disparo a la pieza (simulado mediante una detonación). Las demás sobre cualquier ave o aves que se cacen habitualmente a muestra de perro. Las de caza práctica incluyen también el trabajo después del disparo, con el cobro y entrega de la caza al conductor. En todas ellas se valoran los perros mediante calificaciones que van del insuficiente al excelente, a los que se añade el CACT y su reserva y/o el CACIT y su reserva, menciones válidas para la obtención del campeonato nacional e internacional respectivamente.
  •             Las pruebas para perros de muestra de razas continentales se dividen en field trials y pruebas de caza.
  •             Los field trial se dividen a su vez en field trial de primavera, de verano y de otoño; los de primavera se corren obligatoriamente sobre perdiz y los demás sobre cualquier ave o aves que se cacen habitualmente a muestra de perro. Las de caza práctica incluyen también el trabajo después del disparo, con el cobro y entrega de la caza al conductor. En todas ellas se valoran los perros mediante calificaciones que van del insuficiente al excelente, a los que se añade el CACT y su reserva y/o el CACIT y su reserva, menciones válidas para la obtención del Campeonato nacional e internacional respectivamente.
  •            Las pruebas de caza se dividen a su vez en pruebas de caza en tierra y agua y pruebas polivalentes. Las primeras, incluyen la valoración del trabajo en tierra sobre aves que se cazan habitualmente a muestra de perro y la valoración del trabajo en agua sobre ánades. Las polivalentes, son verdaderas pruebas multidisciplinarias, en la que se valoran además del trabajo en tierra y en agua antes indicados, el rastro de sangre de piezas de caza mayor, el rastro de otras piezas como la liebre, la perdiz o el faisán, el comportamiento en batidas de caza, el trabajo en bosque, el cobro y transporte de piezas de gran tamaño con obstáculos, habitualmente zorro, etc. Invariablemente se valoran por puntos, y de los obtenidos, teniendo en cuenta las faltas determinantes observadas, si las hay, se obtiene una clasificación en categorías o premios. Se añaden también el CACT y su reserva y/o el CACIT y su reserva, menciones válidas para la obtención del campeonato nacional e internacional respectivamente. 
  •            Todas las pruebas que se realizan habitualmente en primavera sobre perdiz, es decir las de gran búsqueda y búsqueda de caza para las razas británicas y primavera para las continentales, valoran el trabajo es para evidenciar específicamente a los ejemplares que con una excelente toma de terreno y búsqueda, muestran un  estilo en su trabajo, y una mecánica de movimiento lo mas parecidos al ideal de su raza. El mismo es el objetivo de las llamadas clásicas de codorniz, que realizan sobre esta ave los clubes de raza fuera de la temporada de primavera.
  •             Las pruebas llamadas de otoño valoran también el estilo y la búsqueda de acuerdo con el terreno, y en ellas se valora en gran medida la eficacia en la caza. 
  •             Las Pruebas de Trabajo para perros levantadores. 
    Su objetivos son los mismos de las anteriores, poner de relieve los mejores ejemplares; y su estructura y modo de correr son similares a los field-trials para razas de muestra continentales. Se corren generalmente en temporada de caza, sobre perdiz y sobre cualquier ave o aves que se cacen habitualmente a muestra de perro, además del conejo y la liebre. Incluyen el trabajo antes y después del disparo, con el cobro y entrega de la caza al conductor. Se constata además la capacidad para cobrar un ánade en agua profunda. En todas ellas se valoran los perros mediante calificaciones que van del insuficiente al excelente, a los que se añade el CACT y su reserva y/o el CACIT y su reserva, menciones válidas para la obtención del Campeonato nacional e internacional respectivamente. 
  •       Las Pruebas de Trabajo para perros de cobro. 
    Sus objetivos son los mismos de las anteriores, poner de relieve los mejores ejemplares. Se corren en circunstancias que se procura sean iguales a los ojeos de caza, o bien a la caza en mano con perros de cobro.Las piezas habituales son las de estas cazas, con exclusión de las de pelo. Además se constata la capacidad para cobrar en agua. Se valora la toma, emboque, porte y entrega de las piezas que cobran, la manera de llegar a ellas, típica de estas razas, la adiestrabilidad de los ejemplares, su disciplina en el puesto o en la marcha, la capacidad para ser conducidos a distancia mediante señales, y la retentiva y memoria de donde cayeron las piezas. En ellas se valoran los perros mediante calificaciones que van del insuficiente al excelente, a los que se añade el CACT y su reserva y/o el CACIT y su reserva, menciones válidas para la obtención del Campeonato nacional e internacional respectivamente.